Destacado

Condición humana y trabajo

El ser humano es bello. Bello en su diversidad. Bello en su capacidad para crear nuevas formas de vivir en sociedad y con el mundo. El ser humano es hermoso en su generosidad y fraternidad. Capaz de darse gratuitamente. El ser humano es admirable en su capacidad de adaptación pensandoy en su capacidad de sobrevivir en situaciones infrahumanas. El ser humano es bello y explendoroso cuando comparte, crea, transforma, resuelve problemas.

Crear sentido es recordar y vivir esta belleza y criticar los mecanismos y los procesos en los que el ser humano se deja atrapar para perder de vista eso, lo esencial.

El trabajo es bueno para el ser humano, el trabajo transforma y crea nuevas realidades y a su vez le transforma. Sin embargo una parte de la humanidad vive sin poder trabajar y otra parte sufre trabajando. Imaginar futuros diferentes es pensar que existen otro tipo de reparto del trabajo, otro tipo de relaciones laborales, donde el ser humano, su seguridad, su estabilidad, su crecimiento  y su futuro esta en el centro de las preocupaciones de los consejos de administración, de los sindicatos, de los directivos y de los propios trabajadores.

Este ricón de reflexión pretende aportar una visión crítica sobre los mecanismos subterraneos que hacen que el ser humano pierde el sentido de lo esencial y se embarca en procesos insostenibles y destructores. También y sobre todo es un rincón de propuesta, donde pretendemos aportar de nuestra experiencia en la empresa y de la experiencia de otras gentes, todo aquello que entendemos crea sentido y que abre la puerta a futuros diferentes, más sostenibles y humanos.

LA EMPRESA DEL FUTURO

La revolución digital y las redes aceleran la circulación de la información, la hacen más fluida y multiplican tanto las fuentes, como los canales y los soportes de comunicación. En esta revolución y gracias a ella, las redes y las conexiones entre personas alrededor de información constituyen los yacimientos de la competitividad futura de la empresa y van a jugar un papel crucial, todavía subestimando en las empresas.

Ningún negocio puede ser competitivo con personas aisladas o departamentos estancos. Los desafíos actuales necesitan de una comunidad  de personas que sean capaces de colaborar para resolver problemas cada vez más interdependientes y cuya solución exige la interacción entre varios (procesos, departamentos, personas). Por esa razón la empresa necesita avanzar en la construcción de redes sociales de la empresa (RSE).

Por otro lado, aunque la importancia de las redes internas y externas y las comunidades de práctica sean todavía subestimadas, todo el mundo esta de acuerdo en decir que uno de los mayores desafíos para todo tipo de empresa, sea cual sea su actividad, es hacer que las personas trabajen eficazmente en equipo, que no quiere decir, solamente, coordinarse en las tareas de un proceso o un proyecto, sino también compartir información y conocimiento, valorar y reconocer las aportaciones de las otras personas, compartir preocupaciones y colaborar en la búsqueda de soluciones. Es decir, se está reconociendo, a través de la importancia acordada al trabajo en equipo, la importancia clave de las Redes Sociales de la Empresa (RSE).

Sin embargo para construir dichas redes sociales  la dirección de la empresa debe estar abierta para pasar por un periodo de búsqueda y de tanteo que le permitan migrar de un modelo tradicional jerárquico a un modelo de conexión y de red, colaborativo, donde la conexión, la comunicación y el aprendizaje están en el centro de las preocupaciones. Para ello, en primer lugar la dirección debe aceptar que no se puede transitar hacia una empresa-red y colaborativa si no basa su estrategia sobre el intercambio y la transparencia.  Es decir, imposible de transitar hacia un nuevo tipo de empresa-red si la dirección no es ejemplar en el tratamiento abierto de la información y en su capacidad para crear redes internas y externas. En segundo lugar debe comprender que es más importante el desarrollo de competencias para captar, evaluar, comunicar y compartir información que la propia posesión de los contenidos de dicha información ya que los contenidos evolucionan rápidamente y que las competencias para trabajar en red permiten crear nuevas conexiones, abren a nuevos conocimientos y a nuevos horizontes. Es necesario pasar por un largo periodo de aprendizaje del trabajo en red.

Finalmente la dirección debe entender que si las conversaciones son la clave de la construcción de las redes sociales, se deben poner en marcha las acciones apropiadas para crear contexto para que dichas conversaciones fluyan y sean efectivas (eficacia y eficiencia). Creando contexto permite que gente que no ha hecho la experiencia del trabajo en red lo haga.

¿Cómo podemos visualizar una empresa-red? Una empresa-red o una organización red (hay quien las llama Empresas 2.0 o Empresa Abierta) debe tener tres características principales:
1º La puesta en red de toda la empresa, es decir, el conjunto del personal trabaja de manera colaborativa, en comunidades. No es algo que se añada a la organización. Al contrario es la organización que se estructura a partir de esta visión de red.  Es decir que los procesos y/o los proyectos de la empresa se construyen alrededor de comunidades auto-referentes y de redes.
2º La creación de una comunidad externa con los clientes, con expertos y oce proveedores. Es la puesta en red de la empresa con los agentes que más pueden ayudar al conocimiento del mercado y de las necesidades del cliente. Se trata de ser pro-activos en la construcción y participación en redes de colaboración externas donde reina el principio de ganar-ganar y que pueden desembocar en la co-creación.
3º Conexión con el mundo, más en concreto en forma de apertura, curiosidad y vigilancia, pero también en forma de enseñanza y de asesoramiento abierto al entorno y a la web. Estas tres direcciones de conexión están construidas alrededor de las “líneas fuerza” del negocio (core competence o core business)

Si se considera la información como la fuente energética que permite organizarse eficazmente y adaptarse y al trabajo en red y en colaboración como la mejor forma para captar y tratar dicha información y transformarla en conocimiento, entonces se da importancia a la apertura a la información y a la conversación. Nuestro mundo es co-creado en las relaciones y conversaciones. Por ello hay que potenciar las conversaciones alrededor de problemas y preocupaciones y favorecer el acceso a la información aunque las personas de la empresa piensen que no tienen necesidad.
La robustez de los procesos relacionales y las interrelaciones son más importantes que la autonomía individual.La organización no debe ser considerada como estructura con funciones distintas y autónomas sino como estructura de interacciones. Las organizaciones son procesos de comunicación reactivos y receptivos. La empresa debe organizar de manera pro-activa su ecosistema para que se desarrolle la empresa red en las tres direcciones arriba indicadas y alrededor de las líneas fuerza. Cuando la información es transparente para todo el personal, las personas pueden participar eficazmente alrededor de los cambios, y en problemáticas que conciernen los clientes, los productos o las tecnologías. Cuando la información es transparente y las conversaciones efectivas, las personas aportan elementos diferentes y nuevas interdependencias son creadas. Y cuanto más interacción hay entre las personas, mayor acceso hay a la información y más posibilidades de creación se dan. Las nuevas plataformas y tecnologías de interacción reducen radicalmente el coste de la comunicación y de la participación.